Luchadoras

Acabo de leer un “ranking” de las cien mejores luchadoras del mundo y me puso tan de mal humor que, para quitarme el sabor de boca, decidí hacer mi propia selección, limitándome a la WWE por ahora. Se trata obviamente de preferencias personales.

MIS FAVORITAS

1. Asuka

2. Sasha Banks

3. Ember Moon

4. Bayley

5. Becky Lynch

6. Sarah Logan

Ronda Rousey es una gran luchadora, sin duda, pero todavía no se gana un lugar en mis preferencias y hay aspectos de su personalidad que me disgustan: para empezar, la falsedad de su gesticulación hace de ella una mujer falsa en general, una especie de actriz que lucha por ser actriz, pero resulta más bien luchadora que actúa del carajo. Quizá podría vencer a Asuka en buena lid, pero yo seguiría prefiriendo a la entrañable nipona por incontables razones (que la amo es la primera y la última de esas razones).

También Kairi Sane es una buena luchadora; me gusta en todos los aspectos, pero cuanto he visto de ella sigue siendo insuficiente, pues ha tenido una ínfima presencia en la WWE. Hasta ahora que hace mancuerna con Asuka llama mi atención, así que tampoco se gana todavía un lugar en mis preferencias. Lo hará seguramente antes que Ronda y ocupará el sexto lugar (por encima de Sarah Logan) o uno más privilegiado.

A la única que amo y admiro en la misma medida es a Asuka. A las demás las admiro y nada más, o simplemente me gusta verlas pelear. En el otro extremo, odio sinceramente a la principal de las villanas (así la considero), y quizás, en menor medida, también a las demás.

1. Charlotte Flair

2. Nia Jax

3. Alexa Bliss

4. Carmella

5. Micky James

6. Dana Brooke

Dana Brooke no alcanza la categoría de villana; es más bien lacaya de Charlotte y una de las luchadoras más patéticas y mediocres en la división femenina de la WWE. Por eso la detesto.

Muchas otras se decantan hacia la villanía, como Paige, que ahora es representante del equipo The Kabuki Warriors, integrado por Asuka y Kairi Sane, o Alicia Fox, quien compite con Asuka en el aspecto específico de la gracia, pero suele pasar al otro extremo cuando enfurece, o Nikki Cross en su personaje de psicópata-rabiosa (sospecho seriamente que sale a pelear estimulada con cocaína), o Ruby Riott, capitana del trío The Riott Squad, llamado en español «El Escuadrón de la Rebelión» o «Las Amotinadas», en el mismo nivel de villanía y capacidad luchística que Nikki Cross.

En el trío The Riott Squad,  por cierto, está Sarah Logan, que merece una consideración especial, pues se decanta claramente como villana por ser una de las luchadoras más rudas, violentas, sucias, alevosas, montoneras y tramposas de toda la división femenina, pero me gusta mucho verla pelear, me gusta mucho su papel, su personaje, tiene algo inexplicable que me seduce: quizá su juventud es un factor, pues la gladiadora-vikinga tiene cara de adolescente y, debajo del rin, en la vida personal, se transforma en una muchacha sensible, sorprendentemente cándida y dulce… Sospecho y me atrevo a vaticinar que Sarah Logan será, en un futuro próximo, una de las mejores luchadoras del planeta, más allá del mundo que engloba la WWE, así deba independizarse de Riott Squad para crecer.

Las Icónicas tampoco alcanzan la categoría de villanas, pero también me resultan insoportables, como Sonya Deville. Al principio me parecía que la musculatura de Mandy Rose era muy cachonda; ahora todo el personaje me resulta cada vez más indiferente. Lo comento, obviamente, porque Sonya y Mandy son pareja y, en su momento, formaron el trío Absolution, capitaneado por Paige (a estos tríos se les llama stable heel en el argot anglicista de la lucha libre).

Las luchadoras más guapas son Becky Lynch y Lana, principalmente. Alicia Fox es casi bonita, pero no me gusta su cuerpo. El mejor cuerpo en términos estéticos, el más apetecible, una vez embarnecido, pertenece a Eva Marie. Lana y Eva Marie son luchadoras mediocres; serían mejores modelos, una en revistas de modas (con vestido largo es despampanante) y otra en Playboy.

(Mi amor por Asuka, dicho sea entre paréntesis, me hace verla hermosísima, pero estoy consciente de mi propia subjetividad y la acepto.)

Las luchadoras más feas son Ruby Riott y una cuyo nombre no encuentro, pero es horrenda y sospechosamente masculina. En su momento hubo otros monstruos de pesadilla, seres aberrantes en todos los aspectos. Contrario a lo que afirman algunos youtubers (esos que hacen rankings o tops de luchadoras “hermosas”), la belleza física en la división femenina de la WWE no es extraordinaria, como sí lo es la fealdad de algunas. Charlotte Flair, por ejemplo, es un hombre que se amputó los órganos genitales y se puso tetas de silicona…

Si tuviera que elegir a la peor luchadora de todo este mundillo sería Dana Brooke por la inexplicable presencia que sigue teniendo, pero también hubo dos o tres rivales de Asuka que no lograron hacerle un rasguño ni cosquillas, algo así como anti-luchadoras entre ridículas y patéticas. Supongo que sus carreras se reducen al encuentro con mi amada, quien les puso fin a patadas en la cara o con alguna llave de sumisión. No es casual que la pelea más breve de la historia durara tres segundos y fuera el último encuentro entre Asuka y Dana Brooke. Esa pelea es interesante porque no se trata de un simple nocaut, sino de una llave compleja, elaborada y rodeada de gracia y encanto. Cabe imaginar a los jefes, pidiendo a la entonces invencible que sus peleas duraran más tiempo, así fuera necesario usar a las rivales como costales de arena o muñecas de trapo en el mejor de los casos para divertir al público.

Las mejores peleas son: Asuka vs Sasha Banks, en primerísimo lugar; Asuka vs Ember Moon (dos peleas); Asuka vs Nia Jax (las dos últimas). Todas éstas por el campeonato. Y algunas otras que yo tendría que volver a ver para estar seguro: quizás Asuka vs Bayley (dos veces); Sasha Banks vs Bayley (también dos veces), etcétera.Quiero confesar, por último, que mi primera favorita no fue Asuka, sino Sasha Banks, cuyo estilo sigue pareciéndome tan elegante que, por instantes, hasta erótico me resulta. Después de maravillarme y dejarme seducir por esta luchadora, que ha tenido la mejor evolución de todas, empecé a descubrir la grandeza de Asuka, que al principio no me gustaba por un prejuicio inconfesable (nada que ver con racismo alguno, cabe aclarar). Y Sasha me decepcionó cuando la vi agrediendo a una niña pequeña del público y luego burlándose de ella. Por lo demás, si algo tienen en común Asuka y Sasha Banks, además de sus extraordinarias habilidades y destrezas, además de una resistencia superior a todas las demás, y además del cabello morado, es que ninguna de las dos corrige su principal defecto: distraerse, dar la espalda a su oponente…

* * *

Asuka llegó a ser algo muy importante en mi vida. Cuando terminó su racha invicta y su reinado (el más largo entre mujeres), y ella felicitó a Charlotte, llorando y brindándome uno de los momentos más emotivo de la historia, comenzó una sucesión de bajezas intolerables que, además de hacerme sufrir en lo personal, hablan muy mal de la WWE y su falta de principios y valores éticos y morales: en vez de principios, tiene fines de lucro; en vez de valores, tiene precios. Pero Asuka demostró, también entonces, que es de una sola pieza, íntegra, una deportista cabal y de altísimo nivel, que encarna exactamente lo contrario al rencor, algo así como su antítesis, abrazando a sus rivales más enconadas, extendiendo la mano a contrincantes derrotadas, y ahora dejándose representar por Paige, al hacer mancuerna con la pequeña Kairi Sane y asumir el papel de hermana mayor. Parece no haber más que generosidad en esta inmensa luchadora, que nomás con triquiñuelas y vilezas ha sido derrotada.bayley-vs-charlotte.jpgAlgunos youtubers (que afortunadamente se equivocaron al barajar la renuncia de Asuka entre las probabilidades) consideran que la también diseñadora gráfica y empresaria es “infrautilizada” en la WWE. Coincido con ellos en eso, pero festejo el hecho de que Asuka saliera moralmente victoriosa de la racha humillante, incomparablemente más breve que la racha invicta, para seguir demostrando su grandiosidad, ahora con discreción y hasta humildad (que suele ser un antivalor en la mayoría de los casos). Aunque yo preferiría que peleara, al menos, una vez por semana. Finalmente, la familia McMahon le prohibió usar sus mejores llaves contra Charlotte para que acabara el reinado de una japonesa que ni siquiera sabe hablar inglés en un feudo racista de supremacismo blanco, pero no fue la gringa Ronda Rousey quien ocupó su lugar; tampoco el hijo transexual de Ric Flair, sino la irlandesa y pelirroja de piel trigueña, Becky Lynch (mareada desde entonces y desde antes), hecho que ha sido ruidosamente festejado y aplaudido por el público, abriendo un parteaguas histórico, el segundo más importante desde la llamada «Revolución de las Divas». Ni hablar. Los tiempos cambian, aprender cuesta y crecer duele. Sea pues.

Anuncios

Breverías

Cuando me sangran las manos de tanto pensar en ti y en mis ojos se ahoga un cocodrilo de llanto alucinógeno por exceso de hongos lacrimógenos, voy de Naomi la entrañable a la entrañable Asuka y devuelvo el desamor como terapia.

* * *

Yo no moriré de odio ni de amor, sino de noche y plenilunio.

* * *

No morirá el morador, sino la mora en su mirada.

* * *

Caer en el vacío
cuando el vacío caiga en mis inercias
será la noche
el día que la muerte amanezca

* * *

Me voy de mí
para volver en mi ausencia

* * *

Luna llena de noche oscura:
noche sin luna

* * *

Amorío
río de amor
me río del amor
y descarado
me descarrío

* * *

Canta un cántaro de barro
como el pájaro de paja
con el agua que no aguada
ni lo rompe

* * *

Disertaba durante horas acerca del silencio, y su disertación no era más que ruido.

* * *

Noche de lobos en el ático. Hoy cenaremos con velas y música viva en el bosque.

* * *

Aforismo filosófico-poético:
Las sensaciones de la memoria son los recuerdos del alma

* * *

Aforismo personal:
El costo de lidiar con un demente-desastroso no pasa por su mente ni cabría

* * *

Aforismo del solitario-misántropo:
Las buenas compañías son peores que las malas

* * *

Confidencia y confesión con fe de ratas,
ratas muertas a patadas en la banqueta.
¿Verdad que no es lo mismo decir nada
que no decir nada?

* * *

La exageración de tu amabilidad
y tus excesos de maquillaje
delatan una soledad desesperada

* * *

Magda Davitt orinó en tu café
y yo te lo serví en la tasa del escusado

Huichapan

Érase un pueblo que a diario se levantaba temprano, pero nunca despertaba. Y así “vivió” durante siglos, muerto en vida, sin enterarse de nada.

(En vez de Huichapan, ponga usted el nombre del pueblo que prefiera)

Paradigma

Por el cadáver incorrupto del más corrupto criminal, don Vaticano decidió canonizarlo.

Estigma

Era un ser superior a todos los demás en todos los sentidos, tanto que la iglesia del mal decidió que tenía pacto con el mismísimo y lo asesinó en la hoguera.

Otra versión:
Era un ser superior a todos los demás en todos los sentidos, tanto que la iglesia del mal decidió crucificarlo y prenderle fuego.

* * *

La conducta y el conducto se casaron, pero ella lo engañó con el conductor.

Otra versión:
La conducta y el conducto hicieron un triángulo amoroso con el conductor.

FIN


Poemas breves: 16a entrega

Líquidos al fin

En el agua que baña
la flor de tu deseo
se derriten los peces
helados por la espera
del manantial que soy

Música

Ahora que la estepa
se peina con el viento
que vuelve de la tundra
responde a tu silencio
y te saluda

Círculo vicioso

La bebida que bebía
le hacía llorar tanto
que sus lágrimas llenaban
de nuevo el vaso
y así vivía
bebiendo llanto

Fantasía

La intimidad del bosque
sus profundas cavidades
y el sopor de las hadas
en su cueva invernal
pueblan de noche la noche
cuando cierro los ojos

Angustia

Esa compulsión
de llenar de lluvia
las noches y los sueños
anega el vacío de las horas
inunda la penumbra
y ahoga los gritos
del silencio

Mi versión

En la estación del olvido
los trenes que vuelven
de la memoria
−con el tiempo−
mueren de abandono

Para variar

La mañana de ayer
es la misma de hoy
quizá la de mañana
quiera ser extensión
de la noche

Crepúsculo

Cuando el cielo sangra
tiñe de rojo el algodón
que amortigua la mirada
y envidian las nubes

Greguerías

Si la sonrisa es luz
en el camino de la risa
la carcajada es el eco
de una tormenta

Pesimismo

A veces la vida
es una cucaracha negra
de belleza interior
que se desintegra

FIN

 


¿Cuándo comenzamos a pudrirnos?

La nostalgia de quien hurga entre reliquias de papel

Mi pasaporte, mi cartilla y mi acta de nacimiento están extraviados; los necesito para tramitar mi credencial de elector y mi licencia, que necesito a su vez para muchas cosas importantes, ninguna de las cuales es votar…

En la «búsqueda implacable» revisé una caja con mis documentos más antiguos, en donde se encuentran los originales que nos entregaron los colaboradores de la revista Ollinmecah en 1988, es decir, hace más de 30 años. Siempre he recordado algunos de esos originales por la idea de que tienen valor de reliquias: el de Adolfo Gilly con sus anotaciones manuscritas, el de Monsiváis con sus correcciones manuscritas, el de Adolfo Sánchez Vázquez, impecable como solían ser los marxistas ortodoxos… Y entre ellos hay uno que llamó especialmente mi atención, porque yo recordaba el título, pero no al autor: algo así como Bienvenida la radio ciudadana, un texto escrito por ¡Ciro Gómez Leyva! Es obvio que yo ignoraba quién era ese tal Ciro Gómez Leyva y por eso lo olvidé; quizá no era nadie cuando intentó colaborar con Ollinmecah y el consejo de redacción que llamábamos «El Colectivo» decidió que su intento no alcanzaba el mínimo de calidad exigida para su publicación. No es curiosidad lo que me falta (sobre todo a la luz de la radio libre que vino después), sino el tiempo necesario para releerlo.

Entre los originales está la colaboración que le pedí y aportó con gusto el entrañable y extrañado Gustavo García, un texto que bloquearon los intelectualoides insignificantes que al final lograrían el fracaso definitivo de la revista. Cierto que Gustavo no tenía una redacción muy pulida, pero tratándose de cine era simplemente un sabio, pues el cine es cultura general; para saber de cine hay que saber de todo…

Ahora recuerdo todo con el hallazgo de tales reliquias: el olímpico auto-sabotaje de los «acatlecos», luego llamados «ollinmecos» por Carlos Imaz, Imanol Ordorika y Antonio Santos; la negligencia criminal con la que dejaron morir al diseñador de la revista en un viaje vacacional, hecho del cual me enteró, años después, la diseñadora que desertó por aquel oscuro episodio y que reconocí al término de una manifestación pública en el Zócalo defeño; la pesadilla que fue lidiar con ese grupúsculo de mamones y fanfarrones, cuya soberbia y pedantería competían con su ignorancia, su imbecilidad y su vileza o mala leche… ¡Sea pues!

Pero en la caja encontré también propaganda que yo guardaba entonces y, entre la basura de un fólder, lo que me puede ahora es un tríptico del Comité Democrático Haitiano porque, en 1996 o 1997 (cuando yo militaba en una organización social que pretendía organizar a los colonos de Ciudad Nezahualcóyotl), conocí a sus integrantes: ¡eran haitianos que vivían en México! Y salvo por el intenso color de su piel, parecían un comité de solidaridad mexicana con Haití, más o menos como el yupi Mafuenic (Manos fuera de Nicaragua), con el que trabajé después.

Cuando el Frente Sandinista de Liberación Nacional perdió las elecciones presidenciales en 1989, Mafuenic y yo convocamos a una asamblea urgente y abierta que, de un día para otro, colmó el auditorio del sindicato que lo prestó…

A más de 30 años, ¿qué fue de la solidaridad entre nuestros pueblos? Pareciera que, precisamente a partir de aquella derrota electoral, el «internacionalismo» solidario pasó de moda o comenzó un rápido declive. Los directores de la revista Estrategia, de la que me hice colaborador al ser asesinada Ollinmecah, mantenían las oficinas de Mafuenic (renta en un edificio de la colonia Roma, teléfono, luz y todo eso); Fernando Carmona de la Peña era el viejo padrino, como Alonso Aguilar Monteverde lo era de un comité de solidaridad mexicana con Alemania del Este, que también entró en crisis existencial con la reunificación. Al comenzar los noventa promoví la creación de una plataforma solidaria con Cuba y surgió la Promotora de Solidaridad «Va por Cuba», de la que me apartó la Campaña Continental «500 Años de Resistencia»…

Hoy Venezuela y Haití están en llamas, y las redes sociales sirven acaso para la «solidaridad» de un día y el «activismo» de hacer clic. Ni siquiera la yupiza unamita que antes concurría en actividades a favor de Cuba y Nicaragua usa las redes sociales para convocar o anunciar acciones solidarias de la sociedad civil más allá de un dispositivo móvil.

Quizá no es casual el hecho de que un precedente inmediato de Mafuenic, la derrota sandinista y la inexorable agonía de la solidaridad internacionalista sea la campaña «Una flor por Nicaragua y la paz en Centroamérica», que impulsaron Modesto López y sus cuates desde Ediciones Pentagrama, o sea, colegas o coetáneos de mi padre, o sea, la Vieja Guardia. Mi generación echó al escusado la estafeta solidaria, se volcó a la moda zapatosa, también llamada zapatour, y ahora llama «cambio» a la continuación de todo lo que debe cambiar en México, empezando por las mentalidades, las escalas de valores y el contenido sustancial que oculta nuestro lenguaje.

* * *

Lo anterior me hace reflexionar y arribar, desde mi pesimismo endémico, a la triste conclusión de que primero el fracaso del «socialismo real» y luego la marea «democrática» en el mundo prologaron o fueron la génesis de un largo proceso de muerte ideológica. En México, a partir del fenómeno Cuauhtémoc Cárdenas, desapareció para siempre la izquierda política, mientras ganaba el «No» a la continuación de dictadura militar en Chile y era electo un presidente japonés en Perú.

Hoy somos testigos de la muerte solidaria en América Latina y la inconcebible aberración de gente que pide, a través de sus medios, la intervención militar de Estados Unidos en Venezuela, mientras Haití atraviesa por la crisis más candente de su historia sin el pronunciamiento ni la «ayuda humanitaria» de nadie. Si revisamos la correlación de conflictos sociales en el resto del mundo, quizá no sea hipérbole hablar de crisis humanitaria y pérdida global de valores y principios éticos. La humanidad está enferma y quizá tampoco sea hipérbole concebir aquí la noción de agonía, mutación de una especie cada vez más inferior en términos de su relación consigo misma y con el planeta que infesta.

Quizá mi generación todavía pueda crear algo que, además de contar con la participación espontánea y entusiasta de los jóvenes de todas las edades, encauce las complejas transformaciones en curso hacia la recuperación de la perspectiva solidaria y disipe la oscuridad de nuestro tiempo. Quizá todavía sea posible hacer eso y más. Pero yo no encuentro siquiera mi acta de nacimiento ni mi cartilla ni mi pasaporte. Hay que seguir buscando.


Sin datos del autor

Primer Tren de la Mañana, Japón,1964 (el fotógrafo sentía que soñaba)

Esta deprimente imagen media entre la lluvia negra y el primer lugar en suicidios a nivel mundial. Hace unos 30 años, Japón llegó a ser también el mayor productor y consumidor de Sex Doll’s en el mundo, lo que puede interpretarse como un dramático síntoma de soledad colectiva, y ahora satura los canales porno de internet con videos de violaciones sexuales en el metro, donde las víctimas son siempre mujeres, casi todas colegialas, nunca hombres.

La historia narrada por la película The Sea of Trees (Mar de árboles, o El bosque de los sueños), de Gus Van Sant, tiene lugar en el “bosque del suicidio”, que existe en realidad y al que acuden los japoneses para quitarse la vida.


Poemas breves: 15 mejores

Causa y efecto

El reflejo en tus ojos
es la jaula inasible
del pájaro que miras
cuando posa
más o menos consciente
de sí mismo
nunca de su reflejo
cuando levanta el vuelo
lo hace también tu mirada
como un espejo con alas
y la jaula se hace cielo

Identificación

Desnudos en la playa
sin dejar de mirarnos
ella trenzando espigas
yo mojando los labios
nos identificaba
el deseo momentáneo
de que ardiera en llamas
una lancha en el pantano

Vigilancia

Cuando los perros ladran
mientras dormimos
nos alertan de intrusiones
inasibles intangibles
entes etéreos
pesadillas inminentes
que amenazan la paz
de nuestros sueños

Mujer nueva

Cuando sonríe su mirada
tímida luz que asoma
por la ventana de la vida
como un lucero en ciernes
despierta el alma del mundo
para saludar al sol
de medianoche

Después del agua

Polvo de estrellas
claro de luna marina
la vereda serpentea
bajo la intensidad
de la luz nocturna
que ilumina esta lluvia
de luciérnagas

Estatua

Los pájaros que pueblan tu silencio
presagio de ojos blancos
sin pupilas
y una perpetua inercia
de sombra en movimiento
dan fe de tu existencia

Clausura insomne

La puerta de la noche hacia la noche
de otro sueño
tiene un letrero en sepia
que dice al visitante
durante la vigilia
«Cerrado por derribo»

Barrio antiguo

Los duendes y fantasmas
que habitan estas casonas
mantienen cerradas
todas
las puertas y ventanas
para impedir el paso
de las horas

Acumulación de ausencia

La estrada formada
con el paso de los siglos
por una ciudad
es endecha de la noche
poblada por los sueños
de todos sus fantasmas

Dualidad

El reflejo
de la luz del día
en el agua cálida
proyecta en los muros
los sueños que tuvo
la oscuridad de la noche

Nostalgia

La distancia se peina
con el viento de jóvenes ausencias
que duermen arrulladas
por el rumor en lontananza
de su paso al olvido

Oscura certeza

Silencio insomnio sombra
que oculta el tremedal de las inercias
angustia que acumula esta parálisis
saber que pasa el tiempo y yo me quedo

Incendiaria

Vienen a beber
del fuego que ahoga
mi sed insaciable
de venganza

Contrariedad

Esparcí el polvo de la memoria
sobre los campos alegres del olvido
y la hierba entristeció

Sepultura

La sombra primigenia
de una flor en agonía
yace bajo pétalos caídos

FIN


Poemas breves: 15a entrega

Emil Schildt

Transición

Entre sol y luna
remanso en el crepúsculo
suspenso del ocaso
luz que mana ensangrentada
como un último suspiro
del día moribundo

Bosteza el dios de fuego
manantial del paisaje
que tiñe de rojo el cielo
y el horizonte
durante un instante inmortal
ante la proximidad
de la noche

Libertad

Son almas aladas
los pétalos blancos
de irrepetibles fragancias
cuando vuelan por los aires
que respira el mar
entes del cielo
que rascan las montañas
atisbos de pureza
liberados al morir
la rosa de los vientos

Otoño

Como pétalos de flor
que muere
las hojas del árbol
se desprenden
y se deshoja
también el calendario
al caer los días

Cadáver

Los párpados caen al suelo
como pétalos que pierde una lila
y los ojos miran al vacío
se asoma la muerte a la vida
por última vez

Sepultura

La sombra primigenia
de una flor en agonía
yace bajo pétalos caídos

Bonzo

Cuando se prendió fuego
la muñeca enjaulada
hizo de su protesta
la solución al problema
y desde entonces
en el limbo de las almas
libres del mundo humano
boga una más

Casi un poema

Comentó que las mañanas
en su comunidad
olían a campo y amor
antes de las granjas porcícolas
y lo hizo además
en un tono
de inocencia tal
que amé su comentario

Al morir el día

Del beso nace un sol crepuscular
en el sueño de los labios
el sendero de la piel
y un remanso a la luz
del plenilunio en ciernes
el beso pospone la realidad
para tiempos de horror

Invasión

Los golpes que rompen
el silencio circundante
han abierto grietas
por las cuales entra
luz del mundo humano
a mi noche personal

Incendiaria

Vienen a beber
del fuego que ahoga
mi sed insaciable
de venganza

FIN